Atendiendo a las propiedades nutricionales, el arándano es el fruto rojo que más destaca de todas las bayas. Sus múltiples beneficios lo hacen indispensable en una dieta saludable. Y es que, el arándano tiene efectos antioxidantes y antibacterianos. Estas propiedades las adquiere gracias a sus componentes entre los que destaca su alto contenido en polifenoles y vitamina C.

​El arándano, también llamado mirtilo, es el fruto de un arbusto propio de zonas boscosas, altas y frías. Esta baya madura en agosto, volviéndose de un azul oscuro casi negro. Son muchas las variedades de arándanos que existen hoy en día pero las más conocidas son el arándano azul o gigante americano y el arándano rojo.

El arándano rojo

El arándano rojo es un potente antioxidante que ayuda a neutralizar el efecto de los radiales libres que causan el envejecimiento prematuro de la piel y otros problemas en el organismo. Por este motivo, muchos cosméticos han incorporado el arándano rojo a su lista de ingredientes.

Por otra parte, su alto contenido en vitamina C ayuda a fortalecer el sistema inmunitario y prevenir los síntomas de los resfriados y los estados gripales. Además, está indicado para prevenir y tratar los síntomas de la cistitis. Principalmente, por su contenido en proantocianidinas, un compuesto que ayuda a prevenir las infecciones urinarias.

El arándano azul

El arándano azul es un fruto con mucho sabor y con una textura especial y se utiliza en muchas recetas tradicionales, especialmente en mermeladas y salsas en los países más fríos de Europa y Norteamérica. Comparte propiedades con el arándano rojo, no en vano pertenecen a la misma familia.

A este fruto se le atribuyen propiedades antioxidantes, astringentes, antiinflamatorias y antisépticas. Consumir arándano azul con regularidad ayuda a mejorar la circulación, las afecciones vasculares del ojo y evita los molestos gases. En su uso tópico se suele usar para favorecer la cicatrización de las heridas, para tratar la dermatitis o si eres propensa a sufrir hematomas. Pero, no siempre está indicado el consumo de arándanos azules. ¿Sufres gastritis o una úlcera gastroduodenal? En estos casos el arándano azul no es una buena alternativa.

La mora

La mora silvestre o zarzamora es un fruto muy popular que se utiliza para preparar todo tipo de postres, mermeladas, zumos y batidos. Para reconocer que la mora está en su mejor momento debe tener un color brillante e intenso y al tacto debe ser firme y seca. Es rica en vitamina C y vitamina E por lo que ayuda a fortalecer el sistema inmunitario y a la regeneración celular. Además, contienen potasio, hierro, calcio y fibra.

Una de sus propiedades más destacadas es su alto contenido en antioxidantes y, también, por otro lado, favorecen el metabolismo de las grasas, evitando su acumulación en las arterias, por lo que ayudan a reducir el riesgo de arteriosclerosis.

Estas pequeñas bayas también puede mejorar la salud de nuestros dientes. Las moras tienen propiedades antibacterianas por lo que previenen la formación de sarro, actúan contra la placa bacteriana y ayudan a prevenir la inflamación de las encías.

La frambuesa

La frambuesa está indicada para mejorar casos de diarrea, cistitis, heridas y úlceras en la piel o en la boca. Además, como la mayoría de los frutos rojos, tiene propiedades astringentes y antiinflamatorias.

Por su parte, las semillas de la frambuesa sirven para preparar aceite de frambuesa que está especialmente indicado para hidratar y tratar las pieles sensibles, las quemaduras solares o la irritabilidad de la piel después de la depilación. Por eso, muchos champús, desodorantes o aceites de baño incluyen la frambuesa en su lista de ingredientes.

Las frambuesas son un fruto extremadamente delicado y perecedero, así que cualquier manipulación o roce puede estropear su aspecto y su calidad. ¿Cómo hay que conservarlas? Sin lavar, sin tapar y sin amontonarlas unas sobre otras.

La grosella

La grosella es una baya de color rojo brillante y que tiene un sabor muy ácido. A pesar de que esta baya se puede consumir fresca es más habitual que se cocine y se utilice para hacer salsas, mermeladas, zumos, licores y toda clase de postres.

Las grosellas son ricas en vitamina C, magnesio, calcio, fósforo y hierro. Ayudan a mejorar la digestión, están indicadas en caso de falta de apetito, convalecencias por estados febriles e infecciones. Además, consumir grosellas puede ayudar a regular el nivel de ácido úrico en sangre.

Los frutos rojos pueden conservarse en el congelador durante varios meses. Un truco para que guarden mejor su aspecto y sabor es congelarlos en azúcar. Las bayas son muy versátiles a la hora de consumirlas y añadirlas a tus platos favoritos: en el bol del desayuno con cereales y leches, en el yogur, en un batido o smoothie de frutas o incluso en ensaladas y salsas para carnes y pescados. ¡No olvides que son una de las mejores fuentes de antioxidantes! Y, por si fuera poco, te damos otros 50 alimentos saludables para alargar la vida.

 

FUENTE GLOBOVISION.COM

http://grupozonafm.com/wp-content/uploads/2017/08/43d2f6b1d0d5432da0591f4578092398.jpghttp://grupozonafm.com/wp-content/uploads/2017/08/43d2f6b1d0d5432da0591f4578092398-150x150.jpgZona 92.5FM Nos Movemos a Tu Ritmo..!VIDA SALUDABLE
Atendiendo a las propiedades nutricionales, el arándano es el fruto rojo que más destaca de todas las bayas. Sus múltiples beneficios lo hacen indispensable en una dieta saludable. Y es que, el arándano tiene efectos antioxidantes y antibacterianos. Estas propiedades las adquiere gracias a sus componentes entre los que...